Salud ®

Tamaño de la fuente: A- | A+ Regresar a Edición Anterior
Fecha de Creación: Enero 2010

Con omega 3 en el corazón

PUBLICADO IMPRESO
PUBLICADO ONLINE
PRODUCTO EXPRESS

Basado en la certeza de que la guerra contra los males cardiovasculares se ganará con prevención, Maxepa, de Merck AG, es el gran actor de un segmento aún pequeño pero muy competido

En Venezuela, según los reportes más recientes del MPPS (2007), las enfermedades cardiovasculares y metabólicas –infartos, accidentes cerebrovasculares y diabetes tipo 2 son las más frecuentes–, ocasionan cerca de 36% de los decesos. Atendiendo a esa cifra, es alentador que las iniciativas para anticiparse a sus efectos estén ganando espacio. Hoy, junto a una mayor comprensión del valor de la dieta y mayor actividad física, crecen la prescripción y las ventas del segmento de los antiateromatosos, medicamentos hipolipemiantes que deben su nombre a su efecto reductor de los ateromas, depósitos de lípidos con alta concentración de colesterol “malo” (LDL), que al acumularse en las paredes arteriales reducen su diámetro y las endurecen, produciendo aterosclerosis.

Allí termina lo complicado acerca de estos fármacos, en su mayoría basados en productos naturales –aceite de pescado, semillas de linaza, nueces y algunas raíces–, elementos todos con alto contenido de omega 3, ácido graso de uso popular como complemento de la deficitaria dieta occidental. El segmento está conformado por menos de una treintena de medicamentos que, según cifras de IMS, sumaron 34,5 millones de dólares en ventas anualizadas al mes de julio de 2009, equivalentes a 9,5% de las ventas totales de la súper-categoría de los fármacos cardiometabólicos, que facturó 363,5 millones de dólares en el mismo período. Esta proporción se mantiene estable desde julio de 2008, pese a que en ese lapso la súper-categoría creció casi 33%, el triple que el mercado total. ¿Se estancan las ambiciones del omega 3?

Aquí nadie come tamaño

Pese a que resiste una fortísima ofensiva –por parte de competidores como Flaxol, de Behrens; Provax, de Vivax; y Ometrix, de Biotech–, Maxepa se mantiene como el líder claro del segmento. A julio de 2008, las cápsulas de aceite de pescado de Merck sumaron ventas de 8,9 millones de dólares y un año más tarde alcanzaron los 9,7 millones, pero en ese lapso su participación de mercado pasó de 34,2% a 28,1%. La amenaza más clara a esa posición de dominio la presenta Behrens, que aparte de Flaxol –8,6 millones de dólares y 25% de cuota de mercado en igual período–, tiene cuatro productos más en esta categoría: Flaxol con lignanos, Aceite de Linaza, Flazoil y Caplix. Para julio de 2008, esta franquicia generó ventas de 5,9 millones de dólares que le valieron 23% de participación. Pero un año más tarde había vendido 10,3 millones y conquistado 29,9% de cuota de mercado, para un salto de 72,2%.

Dos años sin variación en su participación total podrían invitar al pesimismo, pero su volatilidad indica que la categoría está lejos de estabilizarse competitivamente y que las confrontaciones se están llevando a cabo en el terreno del mercadeo y la publicidad, por no hablar de las estrategias de piso de ventas. Aunque sólo creció 8,5% en el último año para quedar como el producto con el desempeño menos favorable entre los cinco primeros de la categoría, Maxepa y sus cuatro presentaciones sigue encabezándola, a merced de una ofensiva de relanzamiento que implicó cambio de imagen y una campaña en televisión abierta y cable, revistas, comunicación a profesionales de salud y materiales en el punto de venta. No será la categoría más grande, pero la pelea es emocionante.

Nelson Matamoros

Otros Artículos

Las más leídas

Edición Actual




Suscripción Producto Express

PRODUCTO ExpressEl canal rápido a la información de negocios en Venezuela.

Suscríbase ya haciendo click aquí